Nuestro Blog

Lo último del Blog

DESTRUCTOR (BATTLETRUCK, 1981)

DESTRUCTOR (BATTLETRUCK, 1981). DTOR.: HARLEY COKLISS.DISTRIBUYE: RESEN. DURACIÓN: 92’. COMENTARIO: En los albores de los años ochenta el cine de acción post-apocalíptico había nacido a rebufo de una producción que marcó una época en cuanto a este tipo de futuro indefinido bajo la capa de un nihilismo imperante: Mad Max, salvajes de autopista (1979, George Miller). La cinta australiana reflejaba ese mundo inhóspito falto de recursos naturales tan necesarios para el devenir del hombre como especie en nuestro planeta Tierra. De corte más dramático y épico, Mad Max tuvo su continuación lógica dado el éxito inmediato de la primera entrega dos años más tarde con Mad Max II: El guerrero de la carretera (1981, G. Miller). Menos antológica pero igualmente interesante, el personaje de Max Rokanowski (el neoyorquino Mel Gibson afincado en Australia) debía proteger y buscar reservas de agua por doquier para el abastecimiento de sus compañeros de viaje y de él mismo. Pues bien, ese mismo año empezó la veda en cuanto a títulos de factura visual y temáticas cercanas, entre ellas, cintas provenientes de Italia, filipinas (Stryker, Desert Warrior) y una cinta de escaso recorrido rodada en Nueva Zelanda, Battletruck.Resultat d'imatges de Battletruck (Destructor)1981Co-producción entre Estados Unidos y Nueva Zelanda, Battletruck fue dirigida por el norteamericano –asentado en Gran Bretaña-, Harley Cokliss (California, 1945) bajo el influjo y el apoyo crematístico y contractual de Roger Corman. Toda una declaración de intenciones para un realizador forjado en la televisión británica. Si por una parte, la distribución de Destructor –como se llamó en España- corrió a cargo de Golden Harvest a nivel casi mundial; su repercusión, no fue la esperada, pese a cosechar un importante premio exaequo con Le dernier combat (1981, Luc Besson) en el otrora prestigioso Festival de Cine Fantástico de Avoriaz en 1982.Resultat d'imatges de Battletruck (Destructor)1981Hay en Destructor elementos suficientemente interesantes (las energías alternativas, el concepto de comunidad, …) que subyacen bajo una capa un tanto superficial de persecuciones de motos (Bikers) por parte de un camión adaptado al medio del desierto. Un vehículo ‘destructor’ en toda regla, que recuerda tanto al Duel de Matheson/ Spielberg –sobre todo en su parte final- como a la iconografía de The Cats That Ate Paris (1974), el primer film de Peter Weir.Aunque el año en el que supuestamente se producen los acontecimientos –mil novecientos noventa y cuatro, nos introduce una voz en off-, tras una improbable tercera Guerra Mundial, lo cierto es que Battletruck fue vendida en los USA bajo el título de Warlords of the 21st Century, haciendo referencia a los últimos supervivientes de una época lejana en la que el bien escaso de la gasolina (sesenta dólares el litro!) azota las disputas entre bandas rivales. En una de ellas, el protagonista interpretado por Michael Beck (recién salido de la estupenda The Warriors, los amos de la noche) se enfrenta al comandante enemigo (James Wainwright, una suerte de Cameron Mitchell) con pocos ánimos de venganza pero si de formar parte de alguna cosa o lugar que le permita seguir anhelando una libertad y motivación truncadas por la irrupción de una descomunal máquina de matar en forma de amasijos de hierro. Al parecer Chris Menges, el oscarizado director de fotografía, aceptó el trabajo por amistad con Cokliss y por su devoción en rodar en espacios abiertos, los que brinda ésta, más que aceptable, cinta de acción con ribetes futuristas a medio plazo. Àlex Aguilera

¿como comprar?
Accept

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies