Nuestro Blog

Lo último del Blog

LOCOS DE REMATE (1980, SIDNEY POITIER)

LOCOS DE REMATE (1980, Sidney Poitier) (T.O.: Stir Crazy) Resultat d'imatges de Locos de remate (1980) Stir crazySINOPSIS: Skip Donahue y Harry Monroe cometen los suficientes errores como para ser atrapados al intentar cometer un atraco a una entidad bancaria. De su torpeza habla alguna de las tomas de decisión adoptadas en el curso del robo. Resignados a pasar una larga temporada a la sombra, Skip y Harry, a las primeras de cambio expresan cierta dificultad a la hora de relacionarse con los presos y familiarizarse con las cuestiones que competen al día y a día en un recinto penitenciario situado en el estado de Arizona.COMENTARIO: En poco menos de una veintena de años Sidney Poitier concentró su actividad tras las cámaras que compaginó con su quehace profesional habitual, la interpretación. En un periodo, el comprendido entre principios de los años setenta y finales de los años ochenta, en que reparar en la presencia como director de un hombre o una mujer de raza negro en el contexto del cine profesional estadounidense resultaba harto infrecuente, Poitier se las ingenió para llegar a filmar un total de siete largometrajes, buena parte de los cuales protagonizados por él mismo y con una progresiva tendencia hacia el género de la comedia en sus distintas acepciones. Locos de remate (1980) se sitúa en el ecuador de ese periplo tras las cámaras que había tenido en el western —Buck y el farsante (1972)— y el drama romántico —Un cálido diciembre (1973)— sendas piedras de toque para que Poitier se familiarizara con una disciplina de la que había tomado cumplida nota merced a sus dotes de observador del trabajo de cineastas del calibre de Joseph L. Mankiewicz, Stanley Kramer o James B. Harris. El inusitado éxito comercial de Locos de remate –llegó a superar la cifra de cien millones de recaudación, colocándose en tercer puesto en un eventual ránking— favoreció el hecho que Poitier siguiera sacando rédito de un modelo de comedia desenfadada, sin pretensiones, que tuvo el campo abonado en el curso de la década de los ochenta con Hanky Panky (Una fuga muy chiflada) (1983) y Papá fantasma (1990), que significó el regreso de su asociación con el controvertido showman Bill Crosby, a quien había dirigido y ejercido de compañero de reparto en Updown Saturday Night (1974), Dos tramposos con suerte (1975) y A Piece of Action (1977). En su primera asociación con Gene Wilder, en cierta manera Poitier retomó algunos aspectos argumentales de Dos tramposos con suerte, pero la peculiaridad de la cinta en cuestión se debe a la química existente con su compañero de reparto, Richard Pryor, con quien había coincidido en los platós de El expreso de Chicago (1976). Campo abonado, por tanto, a experimentar por parte de Poitier con las posibilidades de enfrentar a dos cómicos muy distintos entre sí, pero a su vez complementarios al servicio de una historia de ámbito carcerlario que significa el reverso de la coetánea Brubaker (1980).Resultat d'imatges de Locos de remate (1980)En cierto sentido, cintas como Stir Crazy permitieron a Poitier explorar un género por el que pocas veces transitó en calidad de actor en propuestas guiadas tras las cámaras por otros cineastas. A partir de un guión obra de Bruce Jay Friedman —asimismo actor de profesional, con un par de créditos vinculados al cine de Woody Allen, Otra mujer (1988) y Maridos y mujeres (1992)—, Locos de remate atiende a la fórmula de un encadenado de gags, algunos de los cuales surgieron de manera espontánea en el set de rodaje. Peculiaridades inherentes al dúo de cómicos que, lejos de mimetizarse con el paisaje carcelario, devienen sendos “cuerpos extraños”, movidos a llevar a cabo acciones que representan un auténtico pasaporte a la hilaridad y al non sense. Poitier, lejos de combatir el sentido de la improvisación, alentó la espontaneidad resilente sobre todo en un intérprete de las características de Wilder, capaz de ocupar un espacio de actuación que no tuvo parangón entre los de su profesión, en línea con lo que había ocurrido décadas atrás, por ejemplo, con Danny Kaye. En su afectación melancólica reside para del encanto del actor de cabellera rizada rubia, quien quedaría convocado nuevamente por Poitier para repetir la fórmula de Stir Crazy en la producción Hanky Panky. En la misma no faltó la presencia de Richard Pryor, quien había ganado enteros en forma de popularidad merced a dos de las continuaciones de Superman (1978).Resultat d'imatges de Locos de remate (1980)A modo de coda, cabe anotar que entre su nutrido reparto detectamos la presencia de JoBeth Williams y Craig T. Nelson, a unos meses vista de coincidir nuevamente en los platós de la producción Poltergeist: esos fenómenos extraños (1982). Asimismo, en un rol secundario advertimos de la participación de Jonathan Banks, el Mike Ehrmantraut de la superlativa serie Breaking Bad (2009-2013) y su spin-off Better Call Saul (2015-2018), personaje hierático por definición que representa uno de los actores fetiche del showrunner Vince Gilligan, educada su cinefilia en su adolescencia con productos de las características de Locos de remateChristian Aguilera                      

¿como comprar?
Accept

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies