Nuestro Blog

Lo último del Blog

DIME QUE ME AMAS JUNIE MOON (1970, OTTO PREMINGER)

DIME ME QUE AMAS, JUNIE MOON (1970, Otto Preminger) Resultat d'imatges de DIME QUE ME AMAS JUNIE MOON (1970) SINOPSIS: Al salir del hospital psiquiátrico donde han pasado una larga temporada, Junie Moon, Arthur y Warren deciden alquilar un apartamento cerca del campo para, de esta forma, enfrentarse con mayores garantías de éxito en su nueva vida. Sin embargo, la rehabilitación no resulta fácil para quienes muestran evidentes signos de deterioro físico, desde la mitad del rostro quemado en el caso de Junie Moon hasta la paraplejia sufrida por el homosexual Warren o la epilepsia que produce convulsiones en el organismo de Arthur. Pero afortunadamente para ellos, la señorita Gregory no repara en estas cuestiones físicas a la hora de alquilarles la casa en la que tratan de convivir en armonía. Los problemas surgen fuera de este entorno casi familiar, sobre todo a partir de que Arthur es acusado de practicar la sodomía y por consiguiente, es expulsado de su eventual empleo en una tienda de ultramarinos. Una ocupación a la que Arthur ha accedido merced a la mediación de Junie Moon, ya que conoce a su propietario Mario, enamorada de la chica de la cara semidesfigurada debido a la acción irracional de un antiguo novio suyo.Resultat d'imatges de DIME QUE ME AMAS JUNIE MOON (1970)COMENTARIO: A sugerencia de su colega y amiga Paula Fox, Marjorie Kellogg (1922-2005) se enfrentó a la escritura de la que vino a ser su primera novela nutriéndose de su experiencia como trabajadora social en el Columbia.Presbyterian Hospital. De resultas de todo ello surgió “Tell Me That You Love, Junie Moon” (1968) convirtiéndose, al cabo, en un bestseller que concitó la atención de Otto Preminger. En la cuarta de las adaptaciones de una novela escrita por una mujer dentro del conjunto de su obra adscrita al cinematógrafo —la primera había sido Laura de Vera Caspary—, Preminger reclamó la participación de la propia Kellogg para la escritura de un guión que contó con la aprobación de la Paramount, a pesar de la temática tratada focalizada en tres out-system que deciden vivir juntos tras su salida del hospital, y que sus protagonistas eran prácticamente desconocidos para el gran público. Tan solo Liza Minnelli —en el personaje epónimo— había acumulado un par de participaciones de notable peso en la gran pantalla, Charlie Bubbles (1968) y The Sterile Cuckoo (1969), que significaron sendos debuts en la dirección a cargo de Albert Finney y Alan J. Pakula, respectivamente. Sin embargo, su rol de Junie Moon representó un reto de mayor calibre al tratar de proyectar un carácter ambivalente, en ese combate interior que debe librar con la apuesta de salir adelante en su nueva vida y el miedo que recorre su maltrecho cuerpo cuando se observa frente al espejo —alegoría de cómo es observada por la mayor parte de la sociedad— y/o rememora el fatídico episodio con una ex pareja. Recurso caro al cine noir de los que había hecho aportaciones señeras en los años cuarenta y principios de los cincuenta —con mención especial para la citada Laura (1944)—, el flashback toma posesión en diversos pasajes del metraje de Dime que me amas, Junie Moon (1970) en aras a fijar los cimientos del drama humano que han padecido Warren (Robert Moore) y la propia Junie Moon. Mientras que en el caso de Warren el tono resulta pretendidamente cómico —hijo ilegítimo que es adoptado por un refinado artista integrado a una comunidad pre-hippie con sede en California—, la secuencia en que Junie Moon es desfigurada con el ácido que desprende la batería de un automóvil en desuso muestra un sadismo como pocas veces se había podido contemplar hasta entonces en un cine que no escapara a calificaciones restrictivas de público. Secuencia que asimismo contrasta con el inicio y el cierre del film, en que observamos al cantautor Pete Seeger interpretando el tema “Old Devil Time”, con la guitarra en ristre y dejándose envolver por la inspiración que le procura la Madre Naturaleza. Un guiño, por otra parte, habitual en Preminger por lo que concierne a la integración de una “coartada” cultural coyuntural en el relato fílmico que deje constancia de su “modernidad”. Del mismo modo, su sello queda impreso en la adecuación de una subtrama que trata de “normalizar” las relaciones interraciales, en este caso, adscritas a la amistad que nace entre el parapléjico Warren y un beach boy de raza negra, encarnado por el debutante Fred Williamson. Otro bautizo en el celuloide sería el de Ken Howard, en la piel del personaje de Arthur, el tercero de los vértices de un relato que encuentra su mejor baja en la manera de equilibrar tragedia y comedia, todo ello medido tras las cámaras con la precisión de un auténtico «maestro de la luz», Boris Kaufman, en la que se significaría su última contribución al Séptimo Arte después de sus trabajos, entre otros, con su hermano Dziga Vertov, Elia Kazan, Sidney Lumet o Martin Ritt. Ciertamente, el punto fuerte de Kaufman se localizaba en la emulsión en blanco y negro, pero con Dime que me amas, Junie Moon supo adecuarse a los requerimientos de Preminger para sacar partido de esos encuadres panorámicos tan del gusto del cineasta de origen vienés una vez superada su etapa al servicio de la Fox.Resultat d'imatges de DIME QUE ME AMAS JUNIE MOON (1970)A modo de coda, cabe anotar que, en cierto modo, el personaje de Junie Moon muestra hechuras de cantante y bailarina, preludio de lo que estaría por llegar un par de años más tarde con su participación en Cabaret (1972), la función cinematográfica de Bob Fosse que la abrió el telón a la fama mundial, aquella presta a (re)visitar sus anteriores trabajos en el mundo del celuloide, reparando de manera particular en esta modesta pero estimulante pieza de “fin de ciclo” orquestada por Preminger. Christian Aguilera

¿como comprar?
Accept

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies